lunes, junio 20, 2005

Manifestación de gallardía (o como echarle un par de güevos)



El alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, da muestra de que todavía hay políticos que no se arrodillan vergonzosamente frente a las arrolladoras maquinarias partidistas que los controlan y que la libertad individual de un cargo electo está por encima de la doctrina, tantas veces sectaria, de los partidos que representan.

Quizá el error sea el sistema electoral que ha permitido un reforzamiento orgánico de los partidos que reduce a los individuos que los conforman en mediocres instrumentos carentes de opiniones propias.

El alcalde del Partido Popular ha dicho hoy que quien se manifiesta contra los gays es "un miserable".

Ole sus güevos ¡

Alonso, que defiende el matrimonio entre personas del mismo sexo, en contra de las tesis de su partido, opinó que es "triste" que la manifestación, convocada en un principio en contra del matrimonio entre homosexuales, "se convierta en algo contra los homosexuales".

Defendió el derecho de todas las personas a manifestarse y a expresar así su opinión, aunque señaló que en la manifestación del sábado se dijeron cosas "que no están bien y que hacen daño".
Además, defendió que es necesario abrir un debate sobre esta materia que, en su opinión, debe sacarse del "territorio del conflicto" para poder "dar una oportunidad de normalidad a las personas que tienen una orientación sexual distinta de la mayoría".

Asimismo, dejó claro que no sólo es discrepante con la posición del PP, sino también con la del PSOE, partido al que acusó de "utilizar esta cuestión como un elemento político para intentar sacar una ventaja política en determinados ámbitos".

Más en cadenaser.com

1 Comments:

Anonymous Mario. said...

Otro tema más, para copar portadas y tertulias, para que unos y otros ganen cuatro votos. Y ahora con las declaraciones del doctor ese, otro mes a la basura!!! Otro mes en el que nadie discutió sobre China, la globalizacioón de los mercados, el deficit comercial y la alarmante falta de productividad. Otro mes en el que no se discutirá apenas sobre el futuro de europa, ni sobre las cosas que de verdad importan a los ciudadanos.

Yo no sé si en realidad esto fue siempre así, pues soy relativamente joven. Pero recuerdo de niño oir hablar de tremendas y violentas manifestaciones en los astilleros, del muro de Berlín, de la Unión Soviética del Reagan y la Tatcher. Debían de ser los temas prioritarios en la TV, pues mi atención se focalizaba en el fútbol y Barrio Sésamo, principalmente. Apenas si recuerdo haber oido hablar de Lola Flores o algún torero. Me parece que si mi infancia fuera hoy, esta situacion sería la inversa.

A lo mejor me equivoco y siempre ha sido asi...

Saludos.

5:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home