miércoles, febrero 02, 2005

Einstein dixit



"El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad" (Albert Einstein).

7 Comments:

Blogger El Gran Mimón said...

Se te olvida decir que se cura viajando. No creo que Einstein se refiriese al mismo nacionalismo al que te refieres tú. Él habla, seguramente, del nacionalismo expansionista alemán, pero seguro que defendía el nacionalismo defensivo polaco, o el nacionalismo francés de la posguerra. Como ves el nacionalismo va en minúsculas y normalmente acompañado de otros adjetivos que acortan el enorme estiramiento conceptual que sufre el término.

10:33 a. m.  
Blogger mangallous said...

Efectivamente no es imprescindible, pero viajar ayuda como antídoto. Viajar da, sobre todo, perspectiva.

Y sí creo que nos referimos al mismo nacionalismo. Nos referimos al nacionalismo alemán o vasco que, como dice Ramoneda, vienen pertrechados sobre la vieja ideología que sustenta que todo derecho es el derecho de un pueblo. Al nacinalismo expasionista de los Sudetes/Navarra o Polonia/Iparralde. No al nacionalismo orgulloso checo, hungaro o polaco como pueblos pisoteados y humillados.

Creo que si nos referimos al mismo.

7:23 p. m.  
Blogger lipe said...

El nacionalismo expansivo español por ejemplo es um sarampión incuráble y contagioso.

12:15 a. m.  
Blogger El Gran Mimón said...

Lo primero es lo primero (dónde está el cagadero): Comparar el nacional-socialismo alemán de entreguerras y guerra con cualquier otra situación histórica, política o social, es un error y uno de los recursos más usados para defender/atacar cualquier postura.

La anexión de los Sudetes era herencia de la primera guerra mundial, era el orgullo herido de un pueblo que vivía un pésimo momento económico y social, y que se sentía maltratado por la Comunidad Internacional. Lo de Polonia ya fue invasión en toda regla para continuar hasta donde les pararan.
El nacionalismo vasco tiene una base fundamental en su idioma, y ese mismo idioma se habla en esos dos territorios. No digo que sean reivindicaciones justas (ni tampoco lo creo) pero comapararlas es cuando menos exagerado. Ah! y también, por si sirve de algo, los alemanes lo hicieron con tanques y tal, y el nacionalismo vasco (aunque seguro que lo crees) no.

Si todo lo reducimos a comparar situaciones históricas conocidas o ampliar los términos hasta donde se nos antoje, la mezcolanza acaba siendo tal que reducimos las ideas a dos o a tres: la mía y la del otro. Fíjate que "socialismo" es un término que usaron los nazis para arrasar en las elecciones, los bolcheviques para cargarse a los mencheviques, los republicanos españoles para romper con los anarquistas y los socialdemócratas para separarse de los comunistas. La frase de Jiménez Losantos "El socialismo es el mal" podría ser entonces correcta.

10:42 a. m.  
Blogger El Gran Mimón said...

Ah! Y el segundo y tercer amigo mío que más viajaron (después de ti, por supuesto) son los tíos que más odian todo cuanto país visitaron. La perspectiva en ellos es la contraria: "Cuanto más viajo peor me caen los demás".

10:45 a. m.  
Blogger mangallous said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

4:51 p. m.  
Blogger mangallous said...

Eso de "como España no hay nada" suena muy castizo.

Yo me refiero a la perspectiva de la que hablan los pueblos indios: "si quieres ver la montaña baja al valle, si quieres ver el valle sube a la montaña".

Y con respecto al euskera, no olvides que ese idioma lo entiende no más de un 15% de los vascos y lo habla de manera habitual poco más del 6-7 por ciento.

Si, como dices, esa es la esencia del nacionalismo vasco...endeble esencia es esa...

6:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home