martes, febrero 01, 2005

Nepal, su rey, el estado de derecho y el lehendakari


calle de Katmandu


El rey de Nepal, Gyanendra, sospechoso de haber colaborado o instigado la muerte de casi toda su familia en el año 2001, hecho que le hizo asumir la jefatura del estado en el montañoso pais asiático, acaba de destituir al primer ministro, Sher Bahadur Deuba, que ha acusado al rey de "flagrante violación de la Constitución", después de que éste haya declarado el estado de emergencia y asumido todos los poderes para los próximos tres años.

Las calles de Katmandu están tomadas por el ejercito, el aeropuerto ha sido cerrado y las líneas telefónicas no funcionan en toda la capital.

Esta trae a colación la importancia del estado de derecho. Lo que ha hecho el rey de Nepal es dar un golpe de estado, porque ni siquiera un rey está por encima de la ley. Nada ni nadie está por encima de la ley. La ley tiene sus cauces para ser reformada, pero saltarse las reglas del juego, es situarse por encima de la ley, y en una democracia, nadie está por encima de la ley.

Hoy lo han dicho en las Cortes Generales: la libertad es hacer lo que se quiera siempre que esté dentro de la legalidad.

Esto es lo que el lehendakari vasco ha intentado hacer amparándose en la presunta representación, que nadie le ha otorgado, del pueblo vasco. Ha sido lo mejor de la intervención de Zapatero: el recordar que nadie puede arrogarse la representación de un pueblo, si no que esa representación, según nuestras reglas - que todos nos hemos dado - la ostenta el conjunto de las personas que han sido elegidas de un modo democrático.

El rey de Nepal utiliza el ejercito para sus fines; el lehendakari amenaza con utilizar a sus simpatizantes en manifestaciones y referendums ilegales. Ambos se saltan las reglas de juego, se sitúan al margen de la ley. Y eso es una prueba de fuego para una democracia: el hacer que esas reglas se respeten.

2 Comments:

Blogger El Gran Mimón said...

La verdadera prueba de fuego se está librando en el congreso. Por primera vez en el parlamento se ha oído discutir de política. Increible. Sorprendente. Política en el congreso. Ideas políticas y su aplicación. Legalidad y legitimidad. Yo qué sé. Lo que tantas veces se discute con la prensa de por medio. Pues no. Esta vez cara a cara. Ibarretxe está perdiendo la razón en el Parlamento. No en una rueda de prensa. Las reglas hasta ahora no se han vulnerado. Ya está bien de decir que ZP va a permitir o va a nosequé. De momento las reglas se cumplen. Al parlamento.

10:07 p. m.  
Blogger mangallous said...

Lo que es indudable es que es una jornada emocinante para aquellos a los que nos gusta la política y el parlamentarismo.

10:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home