domingo, abril 17, 2005

Acuse de recibo a la misiva del genio



Cuando me enteré de la publicación del nuevo libro de Fernando Arrabal:"Houellebecq", no pude más que decicarles a ambos autores un comentario titulado "Genio al cuadrado" e invitar por mail al gran Arrabal que se pasase a echarle un vistazo.

Le aseguré al genio que mi admiración por él iba desde Pic Nic que lei en el instituto completamente obligado hasta su libro dedicado a Houellebecq pasando por su noche gloriosa en el programa de Sanchez Dragó.

Hoy el oráculo de la dramaturgia me ha contestado y me dice que ha leído emocinado el artículo y aprovecha para enviarme una recomendación de su obra de teatro "Fando y Lis" que se representa en la Sala Lagrada (en el quinto pino de Madrid, Ercilla 20), y que prometo tratar de ver y hacer ver en un denodado esfuerzo de proselitismo a favor de la causa teatral del absurdo.


"Me permito la audacia de enviarte mi opinión sobre un fabuloso espectáculo:

Cuando comenzó la representación de mi obra “Fando y Lis", dejé de pisar tierra para volar por el firmamento. La prodigiosa intérprete me sonrió espatarrada. Y el trascendental viaje se inició por el camino de lo incomparable. Cuando la sublime tullida comenzó a hablar me fascinó, me hechizó y me sedujo cuerpo y alma con su genio y figura insuperables. Cuando los personajes comenzaron a dialogar la impresionante ceremonia adquirió la gracia del amor. Nunca nadie había dicho este texto con tal belleza, poesía y veracidad. ¡Vivan los minusválidos! como les llaman esos mandaletreros que nada valen.

Este es el teatro, con su doble de maravillas, escalofríos, risas y lágrimas, que soñó Artaud. Es el gozoso electrochoc que le hubiera curado definitivamente.

Sí. Sí. Créeme, según mi modesta opinión, no hay hoy en Madrid una excepcional representación como ésta, ¿qué digo yo?, ni en Madrid, ni en París, ni en Nueva York.Y me atrevo a proclamar (aun auxiliado por lo poco que sé de teatro): este milagro glorioso, nadie creo que lo pueda superar hoy en ningún rincón del mundo ancho y ajeno.

Sí. Sí. Óyeme, si esperas la llegada de un arte convulsivo y genial, corre a la Sala Lagrada (en el quinto pino de Madrid, Ercilla 20, 91 5179608 y 91 5266013) y verás el teatro más fenomenal del milenio que comienza, la compañía más superdotada del siglo XXI. Pero date prisa, estamos en tierra de escuchimizados del alma, de seres de poca fe y menos monta. Esta insuperable interpretación, dirigida inmejorablemente (falta de medios y de altura de miras de los mandateatros) desaparecerá el 1° de mayo. Sí, sí, es increíble: ¡desaparecerá para siempre! Así de acémilas castradas podemos ser.

Tuyo en clave de
fa."


Querido Fernando, como dice el refrán chino: "que vivas tiempos interesantes". Hoy más que nunca creo firmemente que el milenarismo va a llegar.

Te puedo asegurar que yo tengo como amigo a un personaje salido de alguna de tus obras. Si puedo convencerlo, prometo mandartelo de vuelta a portes pagados.

3 Comments:

Anonymous Defunkid said...

lo que tu digas pero cuando lo veo en directo por la tele es para meterle de guantás, que cosa más insoportable.

4:32 p. m.  
Blogger mangallous said...

No, no...evidentemente es un personaje peculiar y entiendo que no a todo el mundo guste...pero es diferente, lenguaraz, atrevido, libre, inclasificable...

Estoy cansado de estereotipos...por eso me gusta Arrabal

5:01 p. m.  
Blogger mangallous said...

No, no...evidentemente es un personaje peculiar y entiendo que no a todo el mundo guste...pero es diferente, lenguaraz, atrevido, libre, inclasificable...

Estoy cansado de estereotipos...por eso me gusta Arrabal

5:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home