viernes, marzo 18, 2005

El hombre de la peluca



El mes pasado al ver a Martin Villa de nuevo al lado del sobrinísimo de Polanco le dediqué un post para repasar la capacidad de adaptación a los tiempos de este personaje que avala como nadie las teorías darwinianas.

No hay nada que reprocharle: bienvenido al lado de los buenos, de los democrátas...Lo mismo que cuando el PSOE hace años renunció a bombo y platillo a sus principios inspiradores marxistas...bienvenidos también...o cuando Alianza Popular deja el lastre del franquismo y se convierte en el Partido Popular...cuantos mas mejor...

El caso de Santiago Carrillo es similar: todos nos alegramos de que el líder del partido comunista en la transición española colaborase con generosidad a decisivos acuerdos que trajeron al fin la paz social, libertades y garantías y el desarrollo economico a nuestro pais. Pero en este juego de luces y sombras que conforman la vida de cualquier persona, al sempiterno lider comunista nunca se le han pedido explicaciones de su vida pasada y hoy se le homenajea públicamente como no se ha hecho nunca a personaje político alguno en nuestro país.

Pero...¿donde estaba Carrillo cuando en la Unión Soviética Lenin y Stalin asesinaron a millones de personas inocentes? ¿y cuando invadieron Checoslovaquia poniendo fin a la Primavera de Praga? ¿o cuando los tanques soviéticos aplastaron la revolución hungara en el 56?...¿no se enteró de nada?...¿lo justificaba en pos de la instauración de la dictadura del proletariado?...¿contra el modelo occidental-liberal?...¿ser comunista era la única manera de luchar contra el franquismo?...

Déjenme, como en el caso de Martin Villa, que al menos me lo tome con ironía.

1 Comments:

Anonymous Naír said...

Todos los que estamos mínimamente informados sabemos que Carrillo se opuso firmemente a la Primavera de Praga y que su comunismo no seguía las pautas del marxismo leninismo atroz de la URSS más voraz.

7:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home