miércoles, febrero 16, 2005

Todos contra Polanco

.

Los directivos de todos los medios privados del sector privado excepto el grupo Prisa y el grupo Zeta, esto es, Recoletos, Vocento, El Mundo, La Razón, ABC, Antena 3, Telecinco, Onda Cero, COPE y Punto Radio han dado una rueda de prensa para protestar por la indefinición del gobierno en su modelo audiovisual y el "favoritismo" demostrado por el gobierno con respecto a los planes que afectan al futuro del sector en España.

Esto es, en román paladino y/o hablando en plata, que están hasta los mismísimos de que el gobierno socialista no sepa qué hacer para pagar la deuda impagable que tiene con Polanco y su grupo.

Y qué esperaban estos señores si la mitad de los cargos de confianza del gobierno ZP provienen del grupo Prisa; si hasta Cebrián tuvo que salir a la palestra y decir que el próximo que pidiese la excedencia podía llevarse de regalo un finiquito: habrase visto, desmontarle el garito al consejero-delegado.

Zapatero, con su habitual talante, no dudo en predicar a los cuatro vientos en las ya clásicas entrevistas personales antes de las elecciones que su periódico de cabecera es El Páis y la radio que escucha cuando se mete en cama y por la mañana al afeitarse es, como no puede ser de otro modo, la SER.

El presidente siempre está en ese difuso límite entre la sinceridad más ingenua y la torpeza más arriesgada. Como cuando dijo que todas las tropas de todos los países debían abandonar Irak siguiendo su magno ejemplo o cuando dijo que él salvaría todos los empleos de los astilleros. Y punto. El sonríe, la platea aplaude, y luego ya irán los ministros de turno a intentar arreglar el desaguisados.

Pero no queda otro remedio. Si Canal Plus no emite en abierto, a Sogecable no le salen lo números: y la influencia está muy bien, pero a Polanco le gustan los números negros. La deuda sigue creciendo, los abonados han descendido en cuatrocientos mil desde la fusión de las plataformas digitales, los beneficios no llegan y el modelo de negocio no funciona. Vaya por dios: otro gol de las consultoras estratégicas.

Y los teléfonos en Moncloa y en Ferraz arden: hay que repartir la tarta de la publicidad, que Polanco tiene hambre.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

lelo, habrase visto!!! es con "h", reforma educativa ya

10:10 p. m.  
Blogger mangallous said...

No me abrases con el habrase. Prometo poner mas cuidado al escribir. Corrector ortografico ya.

10:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home