jueves, febrero 17, 2005

La autodeterminacion de los jóvenes

.

La sesión del Parlamente vasco ha sido interrumpida por un grupo de jóvenes con carteles y gritos de apoyo a las personas que están siendo juzgados en la Audiencia Nacional en el caso Jarrai-Segi-Haika. En los carteles que portaban se podía leer en euskera: "Juicios no. Autodeterminación para los jóvenes ya".

"Juicios no". La expresión cuando menos es ambigüa. ¿Qué se solicita?: ¿que se pare el juicio de la Audiencia Nacional? ¿que se disuelvan los juzgados? ¿qué desaparezcan los jueces? ¿qué desaparezca la justicia? No acabo de enterder qué es lo que estos individuos querían decir.

La segunda frase tiene más enjundia. "Autodeterminación para los jóvenes ya". Esta frase tiene más lógica. La autodeterminación llevada a su extremo conduciría inexorablemente a la autodeterminación de la persona que como disertación teórica y en abstracto puede tener su interés, pero que en la prática es una solemne chorrada. Yo puedo autodeterminarme en el sentido en que puedo elegir qué estudiar, cambiarme el nombre, donde vivir e incluso hay quien dice que uno puede elegir a su marido o a su mujer (aunque como dijo un hombre mientras tomaba un café en la mesa de al lado en cierta ocasión: "es lo único que puedes escoger en tu vida y siempre te equivocas"). Pero no puedo ser un objetor fiscal, o decidir qué nacionalidad quiero tener o elegir qué leyes quiero cumplir y cuales me salto a la torera.

Estos jóvenes se equivocan. Y los que los apoyan, de manera directa o indirecta, también.

Milan Kundera en "La insoportable levedad del ser" cuenta que "A los que creen que los regímenes comunistas de Europa Central son exclusivamente producto de seres criminales, se les escapa una cuestión esencial: los que crearon estos regímenes criminales no fueron los criminales, sino los entusiastas, convencidos de que habían descubierto el único camino que conduce al paraíso. Lo defendieron valerosamente y para ello ejecutaron a mucha gente. Más tarde se llegó a la conclusión generalizada de que no existía paraíso alguno, de modo que los entusiastas resultaron ser asesinos.

En aquel momento todos empezaron a gritarles a los comunistas: ¡Sois los responsables de la desgracia del país (empobrecido y despoblado), de la pérdida de su independencia (cayó en poder de Rusia), de los asesinatos judiciales¡

Los acusados respondían: ¡No sabíamos¡ ¡Hemos sido engañados¡ ¡Creíamos de buena fe¡ ¡En lo más profundo de nuestra alma somos inocentes¡

Tomás seguía atentamente la polémica y opinaba que había comunistas que no eran del todo conscientes (inevitablemente tenían que haber sabido algo de los horrores que habían ocurrido y no cesaban de ocurrir en la Rusia postrevolucionaria). Sin embaro, es probable que la mayoría de ellos, en efecto, no supiera nada.

Y llegó a la conclusión de que la cuestión fundamental no es: ¿sabían o no sabían?, sino, ¿es inocente el hombre cuando no sabe?, ¿un idiota que ocupa el trono está libre de toda culpa sólo por ser idiota? (...)

Y fue entonces cuando Tomás recordó la historia de Edipo: Edipo no sabía que dormía con su propia madre y, sin embargo, cuando comprendió de qué se trataba, no se sintió inocente. Fué incapaz de soportar la visión de lo que había causado con su desconocimiento, se perforó los ojos y se marchó de Tebas ciego."

Cuanto tiempo hará falta para entrar en razón: ¿unos años?, ¿dos o tres generaciones más?, ¿una derrota en las urnas?...

9 Comments:

Anonymous Defunkid said...

hombre, una cosa es un nacionalismo razonable, que lo hay y del que me declaro partidario, y otra cosa la sinrazón obtusa y terca de las gentes de HB, ETA y aledaños

las urnas son la mejor arma pero la pregunta sigue siendo ¿por que se les tiene tanto miedo? ¿por que tanto miedo a reformar la actual constitución si fue hecha de aquella manera? ¿no hemos crecido como pais democratico o solo de boquilla?

9:30 p. m.  
Blogger mangallous said...

Es cierto.

El problema es que en el PNV el nacionalismo razonable de los Ardanza, Arregui, etc. de tradición moderada y pactista ha sido desplazado por otro, como tú dices más obtuso y terco, y yo diría que más autoritario y sectario, que es el que enarbolan personajes como Ibarretxe o de Egibar.

9:48 p. m.  
Blogger mangallous said...

Es cierto.

El problema es que en el PNV el nacionalismo razonable de los Ardanza, Arregui, etc. de tradición moderada y pactista ha sido desplazado por otro, como tú dices más obtuso y terco, y yo diría que más autoritario y sectario, que es el que enarbolan personajes como Ibarretxe o de Egibar.

9:49 p. m.  
Anonymous El Gran Mimón said...

Defunnkid, como sé que eres nuevo por aquí te lo voy a explicar, que yo con Mangallous ya llevo décadas de discusiones. Para Mangallous Nacionalismo es el Mal, el Inferno, la destrucción y la barbarie. Nacionalismo razonable, dices. Eso es una contradicción mangallousiana: no existe razón y nacionalismo. Y el PNV la manifestación terrenal de todos los males del averno. Así pues, si salen dos jarrai a vociferar al parlamento, el PNV es el culpable porque calla. Pero verás que siempre es así.
Ah, Mangallous, las preguntas de Defunkid. ¿por qué ese miedo a tocar aquélla constitución? ¿Y el estatuto?

10:55 a. m.  
Anonymous Defunkid said...

de toda la vida el PNV ha jugado a "la puta y la ramoneta" (expresión que no se si funciona fuera de cataluña, "a todos los palos" que diriamos) entre otras cosas por que detenidos de la Kale borroka eran niños de familias bien del PNV ademas de que siempre le ha interesado este doble juego.

es cierto que muchas cosas han pasado, pasan y pasaran por que el PNV tiene una politica laxa y lo permite pero entre que esto ya es el signo de los tiempos en la politica de este pais y que es entendible el miedo a que te revienten la nuca es, de alguna manera, entendible, que no justificable.

Garzón que siga poniendo los puntos sobre las ies que es el buen camino

1:00 p. m.  
Blogger mangallous said...

Gran Mimón, que después de tantos debates y discusiones hagas ese razonamiento tan plano sobre lo que yo opino me resulta decepcionante. Y además es radicalmente falso.

Yo no soy nacionalista pero no creo que sea el Mal. Pero no es lo mismo CIU, que BNG, que PNV, que ERC, que el nacionalismo de Le Pen, o el de Bush.

No creo que haya que explicarlo.

La definicion que del PNV hace defunkid yo la comparto.

Lo que siempre me ha sorprendido es que los sectores izquierdistas que tanto vilipendian al PP, tengan que ser los que salgan en defensa del PNV, que es muchisssssimo más de derechas y cuyo maestro-fundador era un racista de tomo y lomo.

Y nadie tiene miedo a la reforma de la Constitución y de los Estatutos. De hecho se va a hacer en breve. Ningún texto legal es intocable. Pero las formas en derecho son a veces tan importantes como el fondo.

2:06 p. m.  
Anonymous El Gran Mimón said...

Es que tío, un 50% de los post que pones son en torno al nacionalismo y sus desastres y uno de ellos era así de explícito: "El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad" (Albert Einstein).
No sé.

5:59 p. m.  
Anonymous El Gran Mimón said...

Pero para que veas que el talante de Zapatero es más saludable que el tiolistismo de Rajoy, te voté para lo de mejor bitácora.

6:01 p. m.  
Blogger mangallous said...

Como se nota que somos amigos...

2:18 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home