domingo, mayo 08, 2005

Tontos y parásitos



"Todo el mundo tiene un vecino tonto. A no ser que seas farero o pastor, siempre te tocará un vecino tonto. O a no ser que vivas, como vive Alvaro de Marichalar, surcando los mares absurdamente en una moto acuática sin que nadie te lo pida. Pero vaya, son casos aislados en los que tal vez ni te haga falta el vecino tonto, porque puede que para tonto ya estés tú."

Elvira Lindo, "Tonto el que lo lea".

La monarquía trae siempre consigo un gran número de parásitos que viven a la sombra de la familia real, la mayor parte de las veces con su aquiescencia.

Los Marichalar forman parte de la corte parasitaria, pero últimamente se ha abierto la veda para pitorrearse de ellos en los medios de comunicación, bromeando sobre la presunta homosexualidad del marido de la infanta Elena o sobre las mamarrachadas que hace el hermanísimo subido en una moto de agua.

Y aunque todas estas cosas sean probablemente ciertas y hasta conveniente reirse de ellas, no nos deben hacer olvidar que la corte parasitaria es mucho más amplia y que casi siempre aparece disfrazada de relevancia, éxito y glamour que confunden a la gente poco informada.

Digamos, para simplificar, que es más higiénico el cutrerío de "Aquí hay tomate" que la seriedad y la trascendencia de "Hola".

5 Comments:

Blogger chuchisima said...

Po Zi

5:25 p. m.  
Anonymous Defunkid said...

que republicano me pone esta gente!

9:32 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Os dejo un post de Juanito Grillo que amplía el vuestro http://www.juanitogrillo.com/C936764144/E1760138407/index.html

11:03 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

yo creo q no teneis ni idea de lo q decis, no se puede hablar de una persona y menos de lo q vosotros llamais la corte parasitaria, sin conocer, cin informacion, en respecto a jaime de marichalar, no es bueno levantar injurias, a no ser q no trengais pruebas, y en segundo lugar alvaro es la leche en todo, como persona, como humano y como todo, su hobbie, es navegar con su moto, que creo q a nadie hace daño, y al contrario, su hobbie es el deporte sano, y conseguir victorias para el deporte español,prefiero su forma de vida q la vuestra , q solo os gustas el xismorreo y marujeo, propio de la plebe

7:45 p. m.  
Anonymous Amando ques Gerundio said...

Yo creo que tenemos idea más que suficiente de lo que decimos, en primer lugar porque la gente como Alvarito así lo quiere y vive, entre otras cosas, de eso. Un parasito, dicho brevemente, es el que de manera desleal aprovecha el esfuerzo, la reputación o la imagen ajena sin consentimiento de ni remuneración para el esforzado. Quizá no sea ese el caso del Sr. Marichalao, estrictamente hablando, pero estoy seguro (como tú probablemente también) de que si no fuese el hermano del marido de la Infanta ya podría cruzar el estrecho en pelotas y en un tronco cantando "nessun dorma" que no le haría caso ni Dios, y los pocos que lo hiciesen sería para reirse de él (quien por desgracia no sacaría nada). Alvarito, de su "hobbie" (y de todo lo que hace), seguro que saca algo para él (y con esto el término ya me parece inexacto, porque lo que tu llamas hobbie, en el caso de este tío yo lo llamaría cuanto menos "ocupación", aunque no sea la única que tenga). Y eso es (al menos parcialmente) porque de alguna forma se le asocia con (y saca provecho de) una imagen que es (o debería ser) patrimonio de los que tu llamas la plebe, y que encomendamos (nosotros, no Dios) en su momento a una familia para que la ejerciese (a cambio de una remuneración) exclusivamente para el beneficio y por el interés público y nunca también en beneficio o interés propio, como ha acabado siendo. Y mucho menos para que los advenedizos inútiles y sus asimilados se peguen la vida que se pegan en aprovechamiento interesado y no remunerado de esa imagen (y en ciertos casos a costa del presupuesto público), con el descrédito que para la misma en muchas ocasiones todo eso conlleva. Los que tu llamas la plebe somos los que pagamos, no sólo a la familia real (que se acaba en el retoño de Leti), sino muchos de los excesos de la corte parasitaria, y por tanto tenemos todo el derecho a opinar lo que nos salga de los cojones. Y en mi opinión el que de cualquier manera y en cualquier medida vive del patrimonio ajeno sin derecho a ello es hasta cierto punto un parásito y desde luego un jodido caradura (yo por ejemplo viví muchos años del patrimonio de mis padres, pero con la leve diferencia que supone haberlo hecho con su consentimiento). Todo esto por supuesto no quita que Álvaro sea un tío de puta madre, que seguro que lo es, tiene toda la pinta (y doy por sentado que si es la leche como persona también lo es como humano). Y sólo jodería que encima nos hiciese daño navegando con su moto o practicando el deporte sano. Y yo también, aunque no la apruebe, prefiero en términos generales su "forma de vida" que la mía (sobre la cual no sé que carajo sabes).

2:34 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home