jueves, mayo 05, 2005

"El mundo ha optado por el inglés y no por el gallego"



Siempre habíamos reclamado como la máxima urgencia de nuestra tierra definir qué es lo queremos ser en un futuro, hacia dónde queremos ir.

Han tenido que ser unos estrategas económicos extranjeros los que le han puesto el cascabel al gato. La Voz de Galicia se ha hecho eco de un acto que a mi entender puede suponer un hito en el futuro de Galicia.


"El mundo ha optado por el inglés y no por el gallego"

Esto lo ha dicho Jan Smeekens que fue director de la NV Rede, la sociedad de I+D de la región de Eindhoven desde 1998, cuando el área entró en crisis. La comarca holandesa sufrió la quiebra de DAF, el fabricante de camiones, y la descomposición de Philips, con la amenaza de perder el 25% de todos sus puestos de trabajo. «Lo primero que descubrimos es que nadie conocía Eindhoven. Ni en La Haya, ni en Bruselas, ni en el resto de las principales regiones europeas. Creamos un lobby y trabajamos en esa línea hasta que obtuvimos una subvención de 100 millones de euros para I+D de la Unión Europea», relató el economista holandés, quien logró que esa subvención se repitiera año tras año hasta la actualidad.

También participó en en encuentro el gurú finlandés
Eero Holstila, director general de la sociedad Culminatium, el centro de conocimiento e I+D de la Región de Helsinki. En menos de 15 años, este área de Finlandia ha pasado a ser una de las más ricas y conocidas del mundo gracias al éxito de Nokia y al desarrollo de todo un entramado de innovación en su entorno. «Finlandia era un país muy pobre y en 1990 tuvimos una crisis tan fuerte que reaccionamos. No esperen a hundirse para reaccionar. Este es un buen año para arrancar», señaló el economista finlandés.

Los escandinavos lo resolvieron abriendo sus puertas a todo el mundo y los irlandeses han convertido Dublín en una de las capitales estudiantiles atrayendo jóvenes de todas partes».

¿Cómo debe afrontarlo Galicia?

Kenichi Ohmae opina que se puede imitar el ejemplo irlandés, «invitando y atrayendo a jóvenes de otros países. Una buena oportunidad son los polacos y del resto de países de la Europa del Este, gente con iniciativa y muy bien formada».Para importar universitarios y profesores internacionales, así como directivos empresariales, el panel de expertos considera fundamental que el inglés sea asignatura obligatoria y de uso común en la universidad.

«Es una imposición básica. El mundo ha optado por el inglés y no por el gallego», dijo Smeekens. «En Escandinavia resolvimos ese problema en 40 años», reseñó Holstila.

Lo que quiere decir el finlandés en un lenguaje más académico es que nos quitemos la gaita de la cabeza de una maldita vez, porque esa visión localista y folklórica nos está haciendo perder el tren de la modernidad.

Otra idea clave fue la aportada por Carlos Cruz, el vicerrector de investigación de la Universidad Tecnológica de Monterrey (México), que es el centro universitario más importante del país muy cercano a la frontera norteamericana y donde estudian los mejicanos ricos:

«Lo bueno para Galicia sería concentrarse en dos o tres setores, como mucho, para atraer industrias. Corea planificó su desarrollo sobre diez sectores y le salió bien. Nosotros, en Monterrey, hemos elegido cuatro».

Otra propuesta interesante fue la del japonés Kenichi Ohmae que recomendó ayer a Galicia que concentre sus esfuerzos en convertirse en la capital mundial de la industria del ocio y el tiempo libre. La idea, a pesar de que pueda parecer una quimera, es también muy interesante.


Lo repito. Un hito. La historia está en un momento crucial en el que más de la mitad de la humanidad va a incorporarse en los próximos años a la modernidad y donde se van a producir cambios en el modelo de producción económico y que traera consigo que, siguiendo teorías darwinianas evolutivas, solamente los que se adapten al medio sobreviviran, o vivirán al menos de forma digna.

5 Comments:

Anonymous El Gran Mimón said...

Que el inglés sea una lengua básica para el avance del país no quiere decir que el gallego deba ser desplazado en su lugar (que, por cierto, veo que es la propuesta que más te atrae del tema). El nivel bajo de inglés es un problema que abarca a toda España y no es patrimonio exclusivo de las CCAA que tenemos dos lenguas (el castellano y otra). Podemos ser trilingües sin ningún problema. Es más, el libro que expuso las claves del atraso económico de Galicia en el 72 fue escrito en gallego, y el economista que lo escribió estudió en castellano e hizo su doctorado en francés. ¿Dónde tenía la gaita Beiras en el 72? ¿Qué relación hay entre lengua y atraso?
No creo que el señor éste se refiera al gallego tal y como lo haces tú, entre otras cosas porque tú sabes mejor que este señor por qué estamos donde estamos. Otra cosa es que cada cual arrime el ascua a su sardina. Y que si quieres arroz Catalina.

8:54 p. m.  
Anonymous Salvatore said...

Si si, pero seguro que se nos va mas dinero en el gallego que en el inglés, y seguro también que da mas dinero el inglés que el gallego (salvo para unos pocos)

9:03 p. m.  
Blogger mangallous said...

Veamos.
Aunque el tema del idioma no es lo mas importante del mensaje que lanzaron, pero bueno.

Primero: no es la gaita de Beiras la que me preocupa: uno de los grandes pensadores gallegos con amplias miras y pensamiento abierto. Precisamente por ello habla varios idiomas, es un gran melomano, detesta a Popper o ha leido a los clasicos de nuestras fronteras.

Me preocupa más la gaita del pueblo y de la gran mayoria de sus politicos que nos ancla en el subdesarrollo y lo que es peor: paro, emigración, sueldos de mierda y una clara adicción al subsudio.

Es ese paisaje idílico que presentaba Otegui de niños vascos sentados en el campo viendo pasar las nubes y no ese demonio de internet, la modernidad, el cosmopolitismo o la globalización.

9:34 p. m.  
Anonymous El Gran Mimón said...

Ah vale. Ése tampoco lo quiero.

Y Salvatore, aquí del gallego sólo viven los profesores que dan gallego.

9:37 p. m.  
Anonymous Salvatore said...

Pues por eso, unos pocos, y de los que no viven de ello pero algo sacan (no como yo, que también fui a clase de gallego) también habrá, digo yo, aunque siguen siendo pocos. De todos modos estoy de acuerdo en la idea de que eso no es en absoluto decisivo para todas esas cosas que proponen Mangallous y Jan Smeekens (y a las que doy por sentado se suma Ralph Sampson).

5:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home