miércoles, febrero 23, 2005

Las cuatro palabras



"Hola, ¿qué tal, amigo?"

Cuatro palabras de las que han emanado ríos de tinta en el periodismo, cada vez más lamentable, que tenemos que sufrir.

Televisiones, radios, prensa escrita, internet...las cuatro palabras resuenan en todos lados...en Telecinco hasta analizaron, casi en términos futbolísticos, cómo al pasar el presidente George Bush por detrás del asiento en el que se encontraba Zapatero éste miro primero a la diestra y luego, como dando un pase natural con su cabeza, miro de soslayo hacia la siniestra para ver si cruzaba otra furtiva y brevísima mirada con el tejano y podía saludarlo de nuevo.

La atención y el tratamiento informativo prestado por los medios de comunicación es directamente proporcional al patetismo de los primeros espadas de nuestra diplomacia tratando de conseguir la más mínima atención de las autoridades estadounidenses.

La soberbia firmeza mostrada en su momento, en unos casos dentro de lo que es legítima competencia de un gobierno soberano y otras vulnerando las más elementales prácticas de política internacional, resulta - si cabe - más pueril viendo los infructuosos intentos de nuestros representantes públicos de reconducir el statu quo de nuestras relaciones con Estados Unidos que rayan la vergüenza ajena, sentimiento que en otros países se denomina desde hace decenios vergüenza española.

Si hasta Carlos Llamas, director y presentador de Hora 25 en la cadena SER, cree - como tuvo ocasión de decir ayer en su programa - que la actitud que tuvo Zapatero, supongo que conjuntamente con la ruedad e prensa posterior, es una "paletada", algo hay que reconducir en esta situación.

Episodios como éste nos ayudan a reflexionar acerca de dónde estamos situados como país en el concierto mundial.

2 Comments:

Anonymous El Gran Mimón said...

Lo de la paletada lo dijo por la chaqueta de Zapatero, ¿no?
http://www.periodistadigital.com/imgs/20050223/bUSHzAPA_1.jpg

7:22 p. m.  
Anonymous sindicator said...

Jolín, mangallous!
Qué capacidade de análise que tes! Qué prosa arrolladora! Suscribo todo o que dis e aumento a miña admiración por ti e polo teu magnífico blog. Felicitacións!

1:33 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home