martes, julio 19, 2005

El fuego como paradoja




Paradojas de la vida.

Un naturalista inconsciente causa una gran tragedia que supone la muerte de once personas y la devastación de trece mil hectáreas

Fuentes de la investigación informaron a Efe de que el imputado es un hombre, vecino de Madrid, que junto a otras personas procedentes de la capital de España acudieron el pasado sábado a disfrutar del día a la Cueva de Los Casares en el municipio de Riba de Saelices.

El imputado es un joven naturalista. miembro de la "Agrupación de Amigos de la Cueva de Los Casares y del Arte Paleolítico", dedicada a estudios sobre la conservación de este paraje natural del Alto Tajo.

"Era una temeridad y una imprudencia hacer una parrilla según estaba el día", ha explicado un guía de la zona, Emilio Moreno, que advirtió a los excursionistas de la peligrosidad de encender el fuego.

Los excursionistas le respondieron que no era "la primera vez" que hacían una barbacoa. Horas después, "el fuego estaba ahí", lamentó Emilio, que no tenía potestad para prohibir la barbacoa.


Una vez vi un documental tras los grandes incendios que asolaron California hace unos años en los cuales se mantenía que estos grandes fuegos eran provocados por las grandes cautelas que se ponen en la protección del fuego y su extinción inmediata tras ser detectado.

Algo así como las gigantes sequoias que necesitan del fuego para continuar su especie y reproducirse a pesar de que las queme por dentro, ya que los incendios limpian el terreno donde depositan sus semillas y el calor hace que éstas se abran.

Lo que da la vida, da la muerte: paradojas y más paradojas.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Xa xa, pero non serie eu quen acenda o lume para a parrilla na casa rural da boda do topillo...
Unha aperta do Doutor Parrilla

3:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home